07/02/1756 - Asesinato de Sepé Tiarajú y 1500 indios

El asesinato del caudillo Guaraní, perpetrado por las tropas españolas y portuguesas, simbolizó no sólo la desarticulación de una de las primeras revoluciones de independencia de Latinoamérica sino también la decadencia del sistema Jesuitico-Guaraní y el etnocidio y genocidio de los pueblos misioneros.

SEPETIARAJU2Sepé Tiarayú imaginado por el artista Danúbio Gonçalves.

El 7 de febrero de 1756 es asesinado por las tropas comandadas por el gobernador de Montevideo, José Joaquín de Viana, Sepé Tiarajú en San Gabriel del Batoví (actual Río Grande do Sul, cerca de la frontera con Uruguay). El asesinato del caudillo Guaraní simbolizó no sólo la desarticulación de una de las primeras revoluciones de independencia de Latinoamérica sino también la decadencia del sistema Jesuitico-Guaraní y el etnocidio y genocidio de los pueblos misioneros. A raíz del tratado de Madrid entre España y Portugal de 1750, en el cual Portugal cedía la Colonia del Sacramento a España y a cambio obtenía a los 7 Pueblos de las Misiones Orientales conocidos como El Tapé, con el beneplácito de la Iglesia Católica, los pueblos originarios que allí vivían se levantan en armas contra España y Portugal. (...) (Fuente: zur.org.uy)